Añadir tipos de letra

Los tipos de letra que vienen de serie en un entorno de escritorio GNU/Linux son bastante limitados, pero podemos agregar nuevos tipos de letra a nuestro sistema para que sean utilizadas por las aplicaciones ofimáticas o de diseño.

Pueden agregarse para un único usuario en concreto o para que estén disponibles para todos los usuarios del sistema.

Añadir tipos de letra para todos los usuarios del sistema

Un primer método es instalar paquetes de fuentes disponibles en los repositorios de nuestra distribución. Debemos conocer de antemano el nombre del paquete que proporciona las fuentes o hacer alguna búsqueda en nuestros repositorios y luego simplemente instalarlo con el gestor de paquetes de nuestra distribución:

sudo dnf install -y libreoffice-opensymbol-fonts

o

sudo apt install -y libreoffice-opensymbol-fonts

Un segundo método es agregar archivos TTF u OTF que hayamos descargado de Dafont o cualquier sitio web similar.

Para ello debemos crear un nuevo directorio dentro de /usr/share/fonts/ con el nombre de la familia de la fuente, por ejemplo:

sudo mkdir /usr/share/fonts/bauhaus

Después hay que copiar los archivos de las fuentes (TTF u OTF) al nuevo directorio:

sudo cp Bauhaus*.ttf /usr/share/fonts/bauhaus/

Por último hay que actualizar la caché de fuentes para que estén disponibles sin necesidad de reiniciar el equipo:

sudo fc-cache -v

Añadir tipos de letra sólo para el usuario actual

No siempre es buena idea agregar fuentes para todo el sistema, sobre todo si hay muchos usuarios y cada uno agrega un importante número de fuentes que realmente el resto de usuarios no utiliza. También puede ocurrir que no se tengan los priviliegios de administración sobre el sistema. Sea cual sea el motivo es posible agregar las fuentes sólo para un usuario. Para ello, el primer paso es crear un nuevo directorio dentro de ~/.local/share/fonts/ o ~/.fonts (puede que el propio directorio fonts no exista y haya que crearlo también) con el nombre de la familia, por ejemplo:

mkdir -p ~/.local/share/fonts/"retro computer"

A continuación copiamos los archivos de las fuentes (TTF u OTF) al nuevo directorio:

cp Retro*.otf ~/.local/share/fonts/"retro computer"/

y por último hay que actualizar la caché de fuentes para que estén disponibles para las aplicaciones sin necesidad de reiniciar el equipo:

fc-cache -v

Referencias

https://docs.fedoraproject.org/en-US/quick-docs/fonts/#unpackaged